Sueño íntimo


Un dulce sueño ofertado
con su permiso concedido
por lo que contigo he soñado
muy íntimo me ha surgido.

Te relataré como ha sido
y lo que en él ha ocurrido,
participabas de buena gana
y para tenderte sobre la cama,
un jersecito rosa te quitaste
y tus pechos me mostraste
continuaste con tu pantalón
y se destapó tu pompis bello
y tu hermosa braguita
que también te quitaste
y desnuda te quedaste
desde los pies hasta el cuello.

Totalmente desnuda te mostraste
y en la cama te tumbaste,
te arrimaste a mi cuerpo tendido
y con un meloso susurro en mi oído
me pediste que te abrazara
y que posteriormente te amara,
tus manos se deslizaban
por mi pecho proseguían
y todo mi cuerpo recorrían,
mis labios a los tuyos se pegaron
y a besarlos comenzaron,
mientras las lenguas se mezclaron
mis manos redondeaban tus senos
cuando las tuyas se posaron
en mis partes más pudorosas
y mucho las acariciaron
hasta quedarse bien jugosas
por movimientos obscenos.

Despegados nuestros labios
muchos susurros me decías
y con ellos me pedías
que lo que en tus manos tenías
en tu interior sentirlo querías,
con mis manos te acaricié
la zona erógena del pubis
que muy ardiente sentía
y tan húmeda se veía
en un ágil movimiento
la introdujiste dentro de ella
y te sentiste cual doncella
mientras con ritmo te movías
en tu interior la sentías,
tu respirar a ratos perdías
en tus ojos tu placer veía
y en tus susurros los sentía
con tus ritmosos vaivenes
llegamos a ese choque de trenes
y ese momento de entusiasmo
nos llevamos al orgasmo.

Espero hayas vivido
con este sueño íntimo contado
la placidez, ternura y deseo
que ambos hemos mostrado
en este leve escarceo
de un sueño íntimo compartido.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: