Soñé contigo


Anoche fue el primer día que soñé contigo,
para mi fue una noche especial,
me sentí de nuevo hombre
de ti tenía hambre,
y tú sin saberlo
pasaste la noche conmigo,
eso fue fenomenal,
¡querrás de nuevo hacerlo!
pues no lo pasamos tan mal,
seguiré soñando en mi cama,
o hasta incluso levantado,
pero siempre entusiasmado,
y de muy buena gana.

Soñé que te tenía entre mis brazos
que te cubría con mis besos,
que lentamente te acariciaba
mientras tus ojos miraba,
percibía su brillo enamorado,
notaba el temblar de tus huesos,
mientras tu corazón palpitaba
nos fundíamos entre abrazos
con un respirar muy agitado.

No me dejabas soltarte,
pedías que no parara de besarte,
querías sentir el calor de mis labios
recorriendo toda tu piel,
mientras sentías suaves escalofríos
tus besos, los hacía míos
hasta me sabían a miel,
quería más fuerte abrazarte
contra mi cuerpo apretarte,
para fundirnos los dos en uno
y hacer este sueño como ninguno.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: