Dejó de latir


La vida me enseño a amar,
por mi educación
aprendí a respetar
y por ello mi corazón
me pide que te deje marchar
pues por ti perdió la razón.

Un motivo tenía
para latir vigoroso
enamorarte quería
pero no salió airoso.

No se vio correspondido
y fue apagando su llama
se sintió muy herido
por no enamorar a su Dama.

Murió en el intento
tras un largo periodo,
fue latiendo más lento
hasta que se paró del todo.

Dejó de latir orgulloso
por vivir queriendo
y eso fue tan hermoso
que terminó muriendo.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: