Despertar a tu lado


Recibir a la mañana
con un beso tuyo,
después de despertar a tu lado
de muy buena gana,
es recibirlo con orgullo
esbozando una sonrisa,
aún con el rostro adormilado
para sentirme así despertado
y habiéndolo recibido
como frescor de suave brisa
para mi cuerpo desentumecer
y espabilar mi entusiasmo
notándolo rejuvenecer,
cada vez que te veo,
te lo quiero agradecer
y después de pasar por el aseo,
me pongo pantalón y camisa
para iniciar el día,
sin dejar de mirarte
con la mayor alegría
y la intención de mimarte
por regalarme tu compañía.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: