Una llama en mi corazón


Los años se nos han ido pasando
mientras va transcurriendo la vida,
la veintena ya está llegando
desde que te quedaste dormida.

En otra vida te despertaste
que transcurre en paralelo,
sin querer, otro camino tomaste,
y terminaste encontrando el cielo.

Ni uno, ni dos, ni tres, ni veinte,
los años que han transcurrido
servirán para que llegue el olvido,
al tenerte por siempre presente.

Eres quien forjó mi razón,
residente perpetua en mi cabeza,
eres una llama en mi corazón
y mi madre por naturaleza.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

En estos días no deja de hablarse de que se cumplirán este mes de agosto, concretamente el día treinta y uno, los veinte años de la trágica muerte, no sólo por su forma, de Lady Di y claro está por ser quien era. Habrá infinidad de documentales, publicaciones, programas de TV, testimonios, … pero mi pesar y mis ganas de escribir un poema dedicado no va a ir dirigido hacía ella, mi recuerdo se dedica al día veintisiete de agosto debido a que mi querida madre tomó el camino del cielo, por lo que mejor forma de dedicarle mi recuerdo y con ello volver a mostrarle todo mi cariño y el amor hacía ella, que en estos veinte años, volver a escribirle y detallarle mis sentimientos hacía ella. Que como digo en el poema, ya pueden pasar, uno, dos, tres, o veinte, no dejará nunca de estar conmigo, siempre presente y con los ojos humedecidos con una lágrima que se va descolgando de ellos, por no haber podido disfrutar de su presencia tanto tiempo como el que yo hubiese deseado.

Este poema tiene el sentir descriptivo de que esta persona querida, mi madre, es y está presente como una llama perpetua y peremne en mi corazón, por lo que el título escogido ha sido “una llama en mi corazón”, espero os llame la atención para poder recordar con su lectura, a seres queridos.

Veinte años en el recuerdo.

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: