Voces calladas

Es mi gran anhelo
contigo alcanzar el cielo,
por no tenerte día a día
me muero en mi agonía.

Si fuera dueño del mundo,
a tus pies lo pondría,
pero para eso aún me queda,
por eso le han puesto veda.

Quiero seguir con mi sueño
no importa que sea pequeño,
no lo dudes ni lo destroces
escucha de tu alma sus voces.

Hablan de sueños con alas
y de realidades inventadas,
esas voces no son malas
pero si son calladas.

Pero no creas que por ello
no hablan de algo bello
hablan de un amor rotundo
y un sentimiento profundo.

Hablan sobre todo de ti,
como flor del alhelí,
y de la flor de loto
por mi amor devoto.

¡Dime si las escuchas!
y si por ellas luchas
yo pondré el resto
para estar a todo dispuesto.

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: