Mensaje, no perdido

Hace unos días encontré, un mensaje perdido, bien lanzado y a sus seguidores dirigido, por lo que ese mensaje, realmente no era, un mensaje perdido. Era hora de siesta, placer veraniego de nuestra patria española, hablaba de que para preparar el próximo comienzo festivo de su localidad, se disponía a dormir esa anhelada siesta, y así estar preparada para ese inicio de fiestas, toros, y demás. Pero lo que realmente me conmovió de ese mensaje, era que a pesar de que preparaba ese ambiente festivo, esa persona comentaba que no era feliz, puntualizaba que toda esa festividad se aproximaba, no se sentía feliz, que le faltabas tú.

Ahora te hablo a ti aunque sin saber si lo leerás, mira que te gustan los juegos de chiquillos, por el tiempo transcurrido parece que siempre se te dio bien esconderte o refugiarte detrás de algo, porqué no sales de ese sitio que te esconde y te protege. No debes temer nada, a pesar de lo dura que aparenta esa persona, es tan solo una apariencia, es su cascarón o mejor dicho su caparazón o esa tela de araña que se ha tejido, es una persona sensible y entregada a la persona que tanto desea encontrar.

¿No será tan difícil? o por lo que descubrimos, ¡Quizás sí!

Aparece, sal de tu escondite, compleméntala pero sobre todo, haznos el favor de quererla y sobre todo, …. de hacerla feliz.

Gracias.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: