Cuando besé tu boca


Se encontraron nuestras miradas,
nos quedamos perplejos
mirándonos fijamente
como frente a sendos espejos,
vimos nuestros reflejos,
pero más tiernamente.
el tiempo lento pasaba,
cuando a tus ojos miraba,
no se lo que ocurrió
pero algo dulce pasó.

Nos acercamos lentamente,
nuestras bocas se rozaron,
fue cuando comenzaron
a unirse muy dulcemente,
nuestros labios se besaron
muy apasionadamente,
tus ojos se vistieron de púrpura
brillando de manera muy pura,
hasta que se cerraron
acompañando a los míos,
mientras yo apretaba
tu cuerpo contra el mío,
sentía escalofríos
cuando te besaba,
para notar tu figura
pasé mis manos por tu cintura
y más te abrazaba,
contra mi cuerpo te estrechaba,
diciendo en mi mente,
“cuando besé tu boca,
cualquier sensación fue poca”
un placer formidable
desde luego inolvidable,
querré hacerlo nuevamente,
si como yo lo has sentido
y besándome no has mentido,
recordando para siempre,
el primer día que besé tu boca.


© C.lαRΔ

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: