Jugando a ser niños


Después de unos guiños
dentro del coche
jugamos a ser niños,
comportándonos como antaño
amparados en la noche
nos hicimos un apaño,
ilusionados y abrazados
entre coches aparcados,
actuando como posesos
comienzan caricias y besos
como en la adolescencia
que jugaba la impaciencia
a entregarnos con mimos
en cualquier lugar
con muchos ánimos,
comenzamos a jugar,
en el interior del habitáculo
se iniciaba el espectáculo,
con el empañar de los cristales
por tantos calores internos
comenzaban nuestros sudores,
con esos roces tan tiernos
antecesores de amores,
aunque miras al exterior
no importa que nos miren
lo principal es que nos mimen
y es lo que yo estoy haciendo
por ello te encuentras superior
porque a besos te voy comiendo
y mientras te voy acariciando
tu cuerpo se va exaltando
hasta hacer cambiar
tu forma de respirar.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar.

A %d blogueros les gusta esto: