Meditando

   Uno de los principales problemas que tenemos, ¡¡ No es que tal político cobra mucho y el del partido contrario mucho más !!! e intentan ocutarlo, como comenzaba diciendo, no es que ganen mucho o mucho más, el principal problema es:

   La Subvención a los partidos políticos, se deberían, al igual que también deberían hacerlo lo síndicatos y patronales, autosubvencionar unicamente con las cuotas de sus afiliados y/o simpatizantes.   Deberían tener ya que todos sus cargos políticos tienen puestos en nuestras Cámaras, que aparte del sueldo mensual de estas personas, les tengamos que seguir pagando su mantenimiento político (de ahí viene), tanto derroche y tanta obstentación en sus Actos y Presentaciones.

   Luchemos o proclamemos, que ¡¡¡Basta Ya de Subvenciones!!! hay un buen refrán españól, quién quiera peces que se moje el culo; pues si quieres subsistir haz las cosas bien, en bien del país y no en tu interés personal y en el bien del partido político.

   Si no tuviesen esas subvenciones los partidos controlarían el gasto, evitando dar sueldos y sueldos por cada tarea que le asignan a un representante.

   Quien te paga es el pueblo, o sea, somos todos. Si quieres sueldo de tu partido, que sea tu partido quién te lo dé, pero que “tu partido” NO se lo pida al pueblo y lo obtenga de su militancia y simpatizantes.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Una mirada triste

   Una triste mirada es tan solo momentánea, pero una mirada triste es casi permanente; pues ésta es el reflejo del alma.

El alma refleja nuestro estado de ánimo, y éste se deja influenciar por diversas situaciones anímicas, aunque la mayoría de ellas afectan al corazón o salen desde éste.

Cuando vuelve a nuestra mirada el reflejo de la vida o de la luz del sol, es consecuencia de que estamos en el camino de la felicidad o por lo menos orientados hacía ella. La sonrisa y la felicidad, van parejos y consecuentes con el brillo de nuestra mirada, y para conseguir ésta, no precisamos mucho, sólo una pequeña parte de nuestras pretensiones.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: