Selección de España

Soy de la gran selección
de mi patria española
y me llena de ilusión
sentir su roja camisola.

Sin tomar el arquetipo
la cara se me sonroja
cuando mencionan al equipo
denominándola ‘la roja’.

Quien la llama por su color
haciéndolo se engaña
ya que no es un deshonor
decir la selección de España.

Una España aventurera
que tomó de estos colores
sangre y oro en su bandera
para alimentarla con honores.

De leyendas rojigüaldas
que comienzan en la alborada
para engalanar con guirnaldas
una historia bien forjada.

En su día perdimos las pesetas
si ahora el nombre perdemos
en favor del rojo de las camisetas
digo yo, que mal nos queremos.

Rosa, flor y color


Escoge el regalo que te haré
podrá ser una rosa en flor
tras brotar en sintonía,
o si prefieres te regalaré
tan solo el rosa de su color
conjúgalos en armonía
pues ambos te entregaré,
la rosa; por su aroma de frescor
y el color rosa, por tu simpatía.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este pequeño poema que os he dejado al inicio de la página nació hace ya unos pocos meses, visto lo que estaba leyendo por twitter y como estaba emocionalmente, después de mucho tiempo, con ganas de sentarme a escribir, aproveché para hacer un discreto regalo. Ya aproveché a dedicarle este regalo a mi vecina, que además es rubia, estaba contando de las excelencias y de lo mucho que le gustaba el color rosa, además de también las rosas, flores, y de lo mucho que deseaba que le hiciesen regalos, y que además éstos fuesen preferiblemente de color rosa, hasta incluso en su envoltorio.

Fragilidad


El tono de tu pálida piel
de color de la blanca luna,
transmite dulzura de miel
y linaje de noble cuna,
cabalgas en blanco corcel
subida como en una tribuna.

 

Temor a poder romperte
por esa fragilidad transmitida,
pero más me puede el deseo
a que quiera un día tenerte,
cuando te encuentro absorbida
entre mis brazos en un soñado jadeo.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Estar yendo durante meses, a diario, sobre las mismas horas, de camino al trabajo en el bus interurbano, y tras coincidir día tras día con casi las mismas personas, es de agradecer cuando una en concreto, qué además se sube en la última parada antes de entrar en carretera, sin conocerla y ni intención, pero te llama la atención; por la palidez y finura de su piel, casi del color y la fragilidad de una muñeca de porcelana, y como ya sabrás de ahí, surgió este poema, al que le puse el mismo nombre que me inspiraba “fragilidad”.

Tu voz melodiosa


Oí tu voz melodiosa
por sonrisa acompasada
era dulce y graciosa
que algo me susurraba,
querías ser mi poesía
suavemente cantabas,
que te besara pedías
mientras mis besos robabas
en tus labios los querías
y en ellos los posabas
pero en el corazón los sentías.

A tu imaginación diste alas
pues conmigo te dormías
cuando ya casi volabas
por lo bien que te sentías,
muchos suspiros exhalas
y al cielo los alzabas,
mis continuas caricias
tu cuerpo estremecían
aunque fuesen ficticias
ellas bien merecían.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sueño íntimo


Un dulce sueño ofertado
con su permiso concedido
por lo que contigo he soñado
muy íntimo me ha surgido.

Te relataré como ha sido
y lo que en él ha ocurrido,
participabas de buena gana
y para tenderte sobre la cama,
un jersecito rosa te quitaste
y tus pechos me mostraste
continuaste con tu pantalón
y se destapó tu pompis bello
y tu hermosa braguita
que también te quitaste
y desnuda te quedaste
desde los pies hasta el cuello.

Totalmente desnuda te mostraste
y en la cama te tumbaste,
te arrimaste a mi cuerpo tendido
y con un meloso susurro en mi oído
me pediste que te abrazara
y que posteriormente te amara,
tus manos se deslizaban
por mi pecho proseguían
y todo mi cuerpo recorrían,
mis labios a los tuyos se pegaron
y a besarlos comenzaron,
mientras las lenguas se mezclaron
mis manos redondeaban tus senos
cuando las tuyas se posaron
en mis partes más pudorosas
y mucho las acariciaron
hasta quedarse bien jugosas
por movimientos obscenos.

Despegados nuestros labios
muchos susurros me decías
y con ellos me pedías
que lo que en tus manos tenías
en tu interior sentirlo querías,
con mis manos te acaricié
la zona erógena del pubis
que muy ardiente sentía
y tan húmeda se veía
en un ágil movimiento
la introdujiste dentro de ella
y te sentiste cual doncella
mientras con ritmo te movías
en tu interior la sentías,
tu respirar a ratos perdías
en tus ojos tu placer veía
y en tus susurros los sentía
con tus ritmosos vaivenes
llegamos a ese choque de trenes
y ese momento de entusiasmo
nos llevamos al orgasmo.

Espero hayas vivido
con este sueño íntimo contado
la placidez, ternura y deseo
que ambos hemos mostrado
en este leve escarceo
de un sueño íntimo compartido.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Ojos bonitos


Sin pensarlo primero
pero con mucha claridad
por ser totalmente sincero
y decirte una verdad,
me llamaste zalamero
con mucha serenidad.

Le antepusiste las gracias
y por eso te lo advierto
como no hay empalago
para que no haya suspicacias
en piropo lo convierto
y también en un halago.

Lo que dije no lo ocultaré
ojos bonitos te dije
y siempre lo mantendré,
seguro nadie me corrige
y harán más hincapié
si la cabeza bien les rige.

Por su fresco resplandor
y ese mirar infinito,
ojos bonitos te llamé,
también por su color
te digo ojos bonitos
y por siempre lo diré …
para esos ojos bonitos
… … ole, ole y olé.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este poema está motivado y escrito al encontrarme frente a unos ojos bonitos que no resultaban indiferentes, pués te llamaban excesivamente la atención cuando los mirabas, no únicamente por su mirada, sino principalmente por su color, un tono muy llamativo de un azúl tenue y un brillo determinante. Éstos lógicamente no iban solos caminando por la vida, pués pertenecían a una antigua compañera de trabajo que tampoco los desmerecía.

El último tren


Camino de la estación
para coger el último tren,
me llevaban hacía el andén,
y se iba forjando mi ilusión
avanzando a mi destino,
quedó la estación a un lado
y al otro el coche aparcado
una ilusión, una mirada
y una pareja animada,
un beso de despedida,
un abrazo correspondido,
un adiós sin salida,
y sin saber como ha ocurrido
llega el encuentro esperado
con el que soñaba antes,
que mis labios ardientes
se posaron en los tuyos,
tus labios a los míos
los hicieron suyos,
haciéndolo sin agravios
mi espíritu no mengua
cada vez que nota tu lengua
introduciéndose entre mis labios,
en ese deseado momento
comenzaron unos escalofríos
que recorrían mis entrañas,
y aunque tu no te extrañas
te digo que me sentía contento
a pesar de la ansiedad,
pues comenzaba de verdad
ese momento deseado 
que por fin ha comenzado,
sin parar de abrazarnos
comenzamos a besarnos
metidos dentro del coche
alrededor de la medianoche,
mientras me acercaba al andén
para coger el último tren
por el otro lado de la estación
se marchó mi corazón.

© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Jugando a ser niños


Después de unos guiños
dentro del coche
jugamos a ser niños,
comportándonos como antaño
amparados en la noche
nos hicimos un apaño,
ilusionados y abrazados
entre coches aparcados,
actuando como posesos
comienzan caricias y besos
como en la adolescencia
que jugaba la impaciencia
a entregarnos con mimos
en cualquier lugar
con muchos ánimos,
comenzamos a jugar,
en el interior del habitáculo
se iniciaba el espectáculo,
con el empañar de los cristales
por tantos calores internos
comenzaban nuestros sudores,
con esos roces tan tiernos
antecesores de amores,
aunque miras al exterior
no importa que nos miren
lo principal es que nos mimen
y es lo que yo estoy haciendo
por ello te encuentras superior
porque a besos te voy comiendo
y mientras te voy acariciando
tu cuerpo se va exaltando
hasta hacer cambiar
tu forma de respirar.


© C.lαRΔ


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: